En una poderosa respuesta a los ataques perpetuados el pasado lunes, Ariana Grande volvió a Manchester para organizar un concierto benéfico llamado “One Love Manchester”, al cual se sumaron artistas de la talla de Robbie Williams, Take That, Little Mix, Katy Perry, Miley Cyrus, Coldplay y Liam Gallagher. Cada uno de estos artistas se autogestionó los gastos de pasajes para acudir completamente gratis, mientras que la Fundación Red Noise se hizo cargo de los costos de la producción.

Con un solemne y respetuoso minuto de silencio en honor a las víctimas, comenzó el show que tuvo bastantes puntos altos y memorables, que nos demuestran una vez más que la música siempre es un aliado de la paz y el amor entre las personas.

Además de los que estuvieron presentes en Manchester, otros artistas que no pudieron asistir dejaron videos de saludos y mensajes de apoyo, entre los que se cuentan Stevie Wonder, Camila Cabello, Demi Lovato, Dua Lipa, Twenty One Pilots, Shawn Mendes, la supermodelo Kendall Jenner, Bastille, Paul McCartney, Kings of Leon y Clean Bandit.

Entre los puntos más altos de la noche fue la interpretación de la cada vez más vigente “Where is the Love?” de Black Eyed Peas, en las que Ariana participó.

Además, la ex chica Nickelodeon interpretó junto a Miley Cyrus la clasica canción de Crowded House, “Don’t Dream It’s Over”.

El Coro del Colegio Parrs Wood interpretó junto a Grande una de sus canciones: “My Everything”.

Antes de iniciar su show, Katy Perry hizo un apasionado discurso en el que, entre otras cosas, invitó a los asistentes del evento a decirse “te amo”. Además dijo que “El amor conquista al miedo, el amor conquista el odio, usen el camino del amor por más que parezca difícil”.

Ariana Grande también cantó junto al vocalista de Coldplay, Chris Martin, el clasico de Oasis “Don’t Look Back In Anger”.

Para el cierre, Ariana invitó a todos los artistas que participaron del evento para cantar “One Last Time”, que desde ahora, tanto para ella como para su fandom, adquiere un significado muy especial.

Y para el cierre, la misma hizo una interpretación emocionante de “Somewhere Over the Rainbow”.

La Cruz Roja Britanica esperaba una recaudación de 2 millones de dólares, sin embargo, la cifra final ascendió a 9 millones, los cuales irán a beneficio de las víctimas de los atentados, en un show que nos hizo recordar a los conciertos de Amnistia Internacional (Argentina 1988 y Chile 1990), al tributo a Freddie Mercury (1992), al show “Pavarotti & Friends” y al concierto “Unidos por la paz” de Maná y Jaguares en el Estadio Azteca de México (2001).

Como decía un tweet… Si ellos atacan con las armas del odio, nosotros responderemos con las armas del amor.