Durante la segunda jornada del Movistar Open by Cachantun, en singles, el chileno Nicolás Jarry (CHI) confirmó ser la raqueta más fuerte de la escena nacional. Durante la tarde se enfrentó a su par argentino Federico Coria (ARG), imponiéndose en dos sets por 6-6, 6-4.

La jornada comenzó con la cómoda victoria del brasileño Rogerio Dutra Silva (BRA) por sobre el trasandino Juan Pablo Ficovich, quien se quedó con los dos sets 6-3, 6-4. La sorpresa fue la derrota inesperada de Máximo González (ARG), el ganador de la versión 2016, quien fue vencido por su compatriota Facundo Bagnis (ARG) en dos sets 6-7, 0-5.

En tanto, el seleccionado de la qualy Roberto Carballes (ESP) sorprendió con un nuevo triunfo por 6-4, 7-5 al tenista brasileño Joao Souza. En el round de dobles protagonizado por chilenos, las raquetas de Nicolás Acevedo y Alejandro Tabilo se quedaron con la victoria por 4-6, 7-5, 10-7 frente a la dupla nacional compuesta por Carlos Cuevas y Juan Carlos Sáez. El último partido de la jornada lo ganó Gonzalo Lama (CHI) al brasileño Guillherme Clezar por 6-4, 2-6, 6-3, y así el chileno se enfrentará a su compatriota en el día de mañana.


Reconocimiento a nuestros tenistas chilenos

Durante la jornada de mañana miércoles 15, a las 19 horas, antes del partido que jugará Jarry en singles, se realizará un reconocimiento a destacados tenistas nacionales entre los que figuran Fernando González, Nicolás Massú, Sergio Cortés, Pedro Rebolledo, Fernando Acuña, Jaime Pinto, los hermanos Alvaro y Jaime Fillol, Adrián García, Carmen Ibarra y Macarena Miranda. El acto que pretende reconocer el aporte que cada uno de ellos ha realizado para el deporte nacional y especialmente para convertir al tenis en uno de las disciplinas que más alegrías ha entregado al país.