El sábado pasado numerosos jovenes y adultos se congregaron en Washington y Nueva York en la llamada “March For Our Lives”, en la que se pidió el fin de la violencia mediante uso de armas en Estados Unidos y en el mundo.

Dicha marcha en completa paz y tranquilidad pidiendo un mayor control de la compra y venta de armas, la cual las políticas muy liberales en el país del norte, han hecho que sucedan más a menudo que de costumbre numerosos tiroteos en escuelas, plazas y lugares públicos.

Dicha marcha contó con la presencia de artistas como Ariana Grande, Miley Cyrus, Bebe Rexha y Demi Lovato, esta última quien realizó una emotiva presentación de su canción “Skyscraper”.

Además, estuvo presente Paul McCartney, quien declaró que “estoy aquí porque uno de mis mejores amigos fue asesinado por la violencia de las armas”. No se refería a otro que a John Lennon, quien como sabemos tristemente, murió a causa de una bala en 1980.

Una poderosa iniciativa que tuvo como fin batallar por un mundo mejor para todos los habitantes de nuestro planeta. O como cantaba Victor Jara, por “el derecho de vivir en paz”.