Aunque sea un poco tarde, siempre es un buen momento para analizar equipos disponibles en el mercado, y por lo mismo, para abrir los fuegos de ModoReview, el invitado será el Galaxy A9 (2018), el primer teléfono de la surcoreana con cámara cuádruple, facilitado durante un par de semanas por los amigos de Samsung Chile.

Qué nos pareció? Vale la pena? Todo eso y mucho más, en las siguientes líneas acá en ModoRadio.


Especificaciones y software

El Galaxy A9 2018 (SM-A920F/DS) viene con un procesador Qualcomm Snapdragon 660, con 6GB de RAM y 128GB de memoria interna (109 GB de libre disposición), por lo que si eres de los que prefieren Spotify, Apple Music o Youtube Music en vez de cargar archivos MP3 al equipo para tener música, debería alcanzar sin problemas. Igualmente, el teléfono soporta tarjetas de memoria de hasta 512GB (sin sacrificar ranuras para una segunda SIM, como otros dispositivos), para que la capacidad no sea un tema.

La batería es de 3800mAh, lo que promete que, con un uso normal, duraría todo el día, pero si entre like y like, y meme y meme se consume con rapidez, también cuenta con carga rápida para reponer la energía perdida.

El A9 2018 ya tiene disponible la actualización a Android Pie (9) para los equipos Open (o vendidos sin logos de operador), y con lo que eso conlleva: el interfaz One UI, el que dejó en el olvido a Touchwiz, al incluir opción de modo nocturno, cambiar el diseño de los íconos y varios cambios radicales al estilo del sistema operativo.

Una de las novedades, es la opción de escoger qué aplicaciones preinstaladas incluir en tu dispositivo, al momento de hacer la configuración inicial del teléfono. Ahí, puedes decidir con qué servicios de Google o Samsung quedarte y cuáles desechar.

 


Diseño

El A9 (2018) es el último modelo de la serie A con Infinity Display de la manera tradicional (con el notch, que desaparece con el A20), con pantalla Super AMOLED de 6,2″, con resolución Full HD+ (2220X1080), donde el botón físico pasó definitivamente a ser un recuerdo y los bordes levemente redondeados (no al nivel de los bordes Edge de la gama alta) dan una buena sensación de agarre, a pesar del tamaño.

Al igual que el S9, trae altavoces con la tecnología Dolby Atmos, con audio envolvente en 360°, pero si quieres escuchar música a un volumen moderado sin molestar en la micro de turno, sigue estando ahí disponible el viejo confiable jack de 3,5mm, para conectar el audífono que prefieras, sin temor a saltos o desconexiones típicas del bluetooth.

En materias de seguridad, y a diferencia del Galaxy A7 que lo incorporó como sensor en el botón de encendido, el lector de huella se mantiene atrás, y se complementa a mecanismos de reconocimiento facial, los que responden adecuadamente, independiente de la posición del dedo o los niveles de luminosidad respectivamente.

La tapa trasera es de cristal 3D, lo que luce bastante en los modelos de color rosa y celeste, ya que tienen efecto degradado. Eso sí, se ensucia con facilidad, por lo que sugerimos utilizar algún protector. Igualmente, en el empaque original trae una funda de silicona que permite lucir el teléfono evitando huellas y rayones.


Cámara cuádruple: más no necesariamente es mejor

 

El principal atributo que se destaca del equipo (y el caballito de batalla a nivel publicitario) es su cámara compuesta por CUATRO lentes. Sí, cuatro, ya dejando chico el experimento del lente doble de Huawei que los demás siguieron. Y cada uno, con una función distinta, como explica la infografía más arriba.

El funcionamiento de la cámara combina los lentes, dependiendo del tipo de fotografía a sacar: ¿Mayor amplitud? El lente de Ultra Gran Angular da 120° de vista, generando una toma panorámica. ¿Enfoque dinámico? El lente de Profundidad, que permite concentrarse en el fondo sin perder de vista la imagen principal, y ajustar nivel de nitidez del ambiente. ¿Fotos a distancia? El lente de Telephoto hace zoom óptico permitiendo capturar hasta los mínimos detalles desde lejos. Y todo esto, optimizado con el software propio, que “lee” las condiciones ambientales, adaptando cada toma y aprovechando sus condiciones para sacarle partido a la imagen, con 19 modos distintos. Y no sólo eso, ya que incluso te advierte si alguien parpadea, o la captura no se saca bien, para sugerir repetirla. Todo para ser un fotógrafo pro.

La cámara frontal es de 24 megapixeles, la cual permite tomarse la selfie #conlasmejores ya sea de día o de noche y que se vea bastante claro, y tal como el S9 y Note 9, tiene la opción del Emoji AR, stickers y filtros varios para lucirse en Instagram.

¿Cómo salieron las fotos? Ya que el equipo lo tuvimos durante el verano, justo coincidió con la apertura de la Línea 3 del Metro de Santiago, donde sus túneles, pasadizos y colores brillantes nos dieron la oportunidad ideal de probar in situ la cámara cuádruple. Acá, una pequeña muestra de imágenes para que disfruten.

Fuelle tren NS-93 sin gran angular
Fuelle tren NS-93 sin gran angular
Fuelle tren NS-93 con gran angular
Fuelle tren NS-93 con gran angular
Escalera Estación Plaza de Armas (L3) sin gran angular
Escalera Estación Plaza de Armas (L3) sin gran angular
Escalera Estación Plaza de Armas (L3) con gran angular
Escalera Estación Plaza de Armas (L3) con gran angular
Paseo Bandera
Paseo Bandera
Vista al parque San Borja
Vista al parque San Borja
Pasarela conexión L3-L5 Estación Plaza de Armas
Pasarela conexión L3-L5 Estación Plaza de Armas
Escalera mecánica de combinación L3-L5 Estación Plaza de Armas
Escalera mecánica de combinación L3-L5 Estación Plaza de Armas
Estación Puente Cal y Canto L3
Estación Puente Cal y Canto L3
Pasillo acceso estación Parque Almagro L3
Pasillo acceso estación Parque Almagro L3

Veredicto

Tengo sentimientos encontrados con este teléfono, ya que sigue siendo un digno representante de la serie A, que se ha caracterizado por traer las mejoras de la serie S del año anterior, sin ser un flagship. Pero, por lo mismo, a veces por costo, se tiende a mimetizar con el top de línea, y no siempre suele ser una opción válida a considerar. Por ejemplo, actualmente se puede encontrar en el mercado el Galaxy S8 por un valor menor o similar a este dispositivo, con todo lo que conlleva (actualizaciones, disponibilidad de accesorios, compatibilidad con otros productos del ecosistema Galaxy). Pero, por otro lado, es un buen anticipo de los cambios que trae la serie A, donde la pantalla es lo más importante, y el notch dejó de ser un tema.

Con relación a la cámara, en mi opinión personal, al tener un equipo con lente cuádruple uno esperaría imágenes increíbles, lo que no siempre se ve reflejado en el resultado final. El lente de Gran Angular es un plus, porque le da efecto de profundidad a ciertas tomas, pero en otras imágenes se sacrifica nitidez y colorido. Tal vez sea porque no pude foguearlo bien o administrar los modos adaptables, pero uno queda con una sensación de que podría ser una mejor experiencia.


LO BUENO:

  • Un digno representante de la serie A, con colores vivos y diseño estilizado
  • Ubicación del lector de huella, que no interfiere con la cámara
  • Batería que aguanta largas jornadas de uso
  • Mejoras presentes en gama alta, pero accesibles para la gama media
  • Lente gran angular da efecto interesante en imágenes en perspectiva

LO MALO:

  • El precio: el S8 compite palmo a palmo y bajando de valor
  • Cuatro lentes: más no necesariamente es mejor
  • No tiene carga inalámbrica

Si te interesó este equipo, te contamos que está disponible en los franquiciados de Samsung Store, como en retail, en su versión Open Dual SIM por $399.990, y también a través del operador Claro Chile.