Fueron alrededor de cuatro años en el que Taylor Swift y Katy Perry estuvieron distanciadas y se dijo que hasta peleadas. La razón, según algunos medios, era porque algunos bailarines de la neoyorquina se fueron a los shows de la californiana, y eso enfureció a la cantante de country-pop que hizo de todo: Desde dedicarle la canción “Bad Blood” hasta una referencia en un videoclip en 2017.

Pero afortunadamente, la paz se selló la semana pasada cuando con una curiosa foto, la intérprete de “Hot N’ Cold” estuvo en la casa de la rubia comiendo juntas unas galletas, lo que logicamente causó la locura de los fans de ambas artistas. Pero esto no iba a terminar acá.

Las buenas relaciones de ambas actualmente tuvieron su climax en el video de “You Need To Calm Down” de Swift, estrenado esta mañana en el matinal de ABC “Good Morning America”, en el que aparecieron grandes estrellas como Ciara, Rupaul, Ellen DeGeneres, Laverne Cox y… logicamente Katy, vestida con el iconico traje de “Hamburguesa” que lució en el último MET Gala, que abrazándose con una Taylor vestida de papa frita sellaron la paz mundial del pop.