La presencia de la australiana Kylie Minogue en el Festival Glastonbury 2019 iba a ser muy especial y muy importante para la carrera de la intérprete de “In Your Eyes”: Iba a ser parte de la edición del 2005 del escenario piramidal, sin embargo en ese año le detectaron un cáncer por lo que debió cancelar su presentación, debiendo ser reemplazada por Coldplay.

Sabiendo la deuda que tenía con el evento británico, Minogue estaba consciente de que esa no iba a ser una presentación cualquiera. Por lo mismo la artista relató lo emocionada que se sentía estar por fin actuando luego de lo que le pasara, llegando incluso a emocionarse hasta las lágrimas mientras relataba su experiencia. Acto seguido: Invitó al mismísimo vocalista de la banda que la relevó, Chris Martin, para ofrecer una versión única de su mayor hit millennial “Can’t Get Out Of My Head”.

La aparición de Kylie dentro de Glastonbury fue tan aclamada que salió incluso en la primera plana de los diarios y tabloides británicos, destacando la calidad musical de la “cangurita” la cual se mantiene intacta después de 31 años de carrera, en un show que también contó con el legendario Rick Astley como invitado estelar.