Una emocionada y también ovacionada Kylie Minogue recibió ayer el Premio “Icon Award” durante la ceremonia “Men Of The Year” de la revista GQ de Inglaterra, país donde la reconocida y prestigiosa artista australiana está radicada desde hace ya bastante tiempo.

Para la intérprete de “Can’t Get Out Of My Head” que este año por fin pudo actuar en el Glastonbury Festival luego de 14 años, “Hay tantos íconos y leyendas en la sala esta noche (…) Se necesita trabajo duro, requiere determinación, tienes que ser implacable, tienes que trabajar a través de las lágrimas y el dolor y todo ese tipo de cosas. Pero no puedes hacer nada de eso sin las personas que te aman y te apoyan”.

Minogue lanzó este año un nuevo recopilatorio titulado “Step Back In Time”, donde repasa los mayores éxitos de una carrera que el año pasado cumplió 30 décadas, todas con una incuestionable calidad musical.