Como un bocado de lo que será su nuevo disco, la semana pasada la cantante norteamericana Kesha presentó su nuevo videoclip titulado “Raising Hell”, en compañía de Big Freedia.

En él se rie del mundo oculto de los llamados “teleevangelistas” que abundan en la televisión abierta y de cable en Estados Unidos, en una canción con sonidos que nos reencuentran con sus primeras canciones como “Tik Tok” o “Your Love Is My Drug”.