Estamos ad portas del verano y la temporada de las playas y piscinas en las vacaciones  pueden estar dentro del plan en estos meses de calor. Si bien la amenaza de humedad en estos tiempos es constante sobre todo para tu smartphone: ¿alguna vez has escuchado hablar de la certificación IP68?

El objetivo de diseñar equipos con resistencia al agua y al polvo es brindar una característica de protección frente a accidentes que en un equipo sin esta característica podría ocasionar daños irreparables. Tal vez, por la protección con la cual cuenta tu teléfono quieras  sumergirlo en el fondo del agua, ello es algo relativamente posible, pero no recomendado.

Además, hay que considerar que las pantallas táctiles que utilizan los Smartphones funcionan con la electricidad que los dedos transmiten a la pantalla, y el agua es un conductor eléctrico, por lo cual su funcionalidad puede verse alterada. Actualmente, existen varios dispositivos cuentan con esta protección, tal es el caso de los
recientemente lanzados Powerphones, Galaxy Note10 y Galaxy Note10+. Te invitamos a mirar esta prueba: