La Ministra de Transportes y Telecomunicaciones, Gloria Hutt, junto a la Subsecretaria de Telecomunicaciones, Pamela Gidi, el alcalde de Estación Central, Rodrigo Delgado y representantes de la empresa Huawei, presentaron el primer piloto de “Aduana Sanitaria Digital” en el terminal de buses interurbanos San Borja.

La medida de prueba está orientada al análisis de nuevas tecnologías que podrían contribuir y -eventualmente-ser incorporadas al trabajo sanitario de detección de contagios de COVID19. El piloto presentado consistió en la habilitación de una cámara térmica que apoyará el trabajo realizado por el personal de salud, permitiendo medir la temperatura de los pasajeros a distancia, contribuyendo así a agilizar el proceso que a diario se realiza en el terminal de buses interurbanos.

“Actualmente, en coordinación la autoridad de salud, contamos con Aduanas Sanitarias en los principales terminales del país. Queremos probar y aumentar la mayor cantidad de mecanismos que nos permitan entregar mayor seguridad en los viajes que a diario se realizan desde los terminales”, destacó la Ministra Hutt.

“Creemos que este tipo de tecnologías son un importante apoyo en la labor de detección de casos de Coronavirus. Como estamos frente a una prueba, la cámara será instalada como apoyo al personal de salud, quienes continuarán realizando el proceso a la espera de determinar la efectividad del dispositivo puesto a disposición por la empresa privada y su eventual instalación en otros puntos estratégicos de control”, agregó la secretaria de Estado.

La herramienta permite ser usada en lugares con grandes volúmenes de personas como: aeropuertos, estaciones, puertos, centros comerciales y hospitales. De esta forma -prácticamente de manera automática- actúa mientras las personas transitan por el lugar.

Esta pandemia dejó en evidencia que las redes de telecomunicaciones y las aplicaciones digitales serán vitales para la nueva forma en que las personas se relacionan con la tecnología para realizar sus actividades laborales, educacionales y resguardar su salud”.

La cámara cuenta con un lente óptico y uno térmico. El primero identifica las figuras humanas y el segundo detecta la temperatura, convirtiéndola en una imagen que puede ver el ojo humano, detectar la temperatura de cada persona y generar alarmas para aquellos casos que superen la temperatura de los 37.8 grados.