China Mobile y Huawei han llevado en conjunto la conectividad 5G a nuevas alturas al llevar la red a la cumbre del Monte Everest. Es la estación base 5G más alta del mundo a una altitud de 6.500 metros y junto con el lanzamiento de la red de fibra óptica Gigabit a una altitud de 6.500 metros, Huawei permite a China Mobile ejecutar su red dual Gigabit en la llamada “Cima del Mundo”.

Con motivo del 60° aniversario de la primera llegada exitosa al Monte Everest desde la ladera norte, y el 45° aniversario de la primera medición precisa oficial del Monte Everest y su anuncio por parte de China, la nueva medición del Monte Everest es de gran importancia para proporcionar servicios de comunicación para este 2020.

Huawei ha ofrecido sus soluciones integrales en la construcción de la red dual Gigabit de China Mobile en el Everest, donde se construyeron estaciones base en el campamento base del Monte Everest a una altitud de 5.300 metros, el campo de transición a 5,800 metros y el campamento delantero a 6.500 metros. Las tecnologías 5G AAU y SPN de Huawei se aplican en estas estaciones base, donde el mantenimiento y la optimización de la red se realizan por una docena de especialistas en redes que se ubican las 24 horas del día, los 7 días de la semana, en regiones a altitudes de 5.300 metros y superiores para garantizar operaciones de red sin problemas.

La red 5G AAU de Huawei está altamente integrada en un tamaño compacto, lo que facilita su despliegue e instalación y se adapta particularmente bien a la infraestructura en entornos en condiciones extremas como el Monte Everest. En este proyecto, una red en el “modo autónomo + no autónomo(SA+NSA) conecta cinco estaciones base 5G. Mientras tanto, la conectividad 5G rápida y de gran capacidad se logra mediante la tecnología Massive MIMO de Huawei que admite ancho de banda de gran tamaño y alta velocidad.

La tecnología Massive MIMO de Huawei es altamente confiable y tiene una excelente cobertura. Con sus haces estrechos tridimensionales altamente flexibles, la tecnología funciona particularmente bien verticalmente en el Monte Everest. A una altitud de 5.300 metros, la velocidad de descarga de la red 5G superó los 1.66 Gbps y la velocidad de carga supera los 215 Mbps.

Con su sistema de videovigilancia inteligente HoloSens, Huawei garantiza la calidad de streaming con las capacidades de optimización y localización de fallas con solo un clic, lo que mantiene las redes siempre en funcionamiento, incluso a la altitud de 6.500 metros en la cumbre del Everest.