Cada vez es más recurrente que gran parte de las compras de alimentos se realicen por internet y a través de un Smartphone. Una opción que resulta más sencilla, cómoda y segura en estos tiempos, pero que hoy también se convierte en una experiencia mucho más tecnológica e integrada.

El año 2019 Samsung Electronics Chile incorporó a su línea blanca el Family Hub, un refrigerador que permite una administración inteligente de los alimentos, conectividad y entretención, siendo un elemento relevante para dar vida a una casa conectada.

Gracias a su tecnología de View Inside, puedes mirar todo lo que el refrigerador tiene en su interior en cualquier momento desde tu Smartphone, tablet o desde la misma pantalla incorporada en sus puertas, sin la necesidad de abrirlo cada vez que quieras buscar algo.

Además, es posible ingresar de forma manual la fecha de vencimiento de tus alimentos para que el refrigerador te avise de forma automática cuando estos expiren. También ayuda a organizar las compras, ya que permite crear una lista de compras, y hacer notas y recordatorios. Esto gracias a que posee tres cámaras internas que visualiza los alimentos que tienes, para así poder revisar desde cualquier parte a través de la app, homónima Family Hub.

“De esta forma, antes de realizar un pedido en un supermercado, tienda o a través de aplicaciones de delivery, se puede revisar qué falta y realizar un pedido sin ni siquiera abrir el refrigerador”, explica Leonardo Miranda, Master Trainer de Línea Blanca en Samsung Electronics Chile.

La actriz Camila López, destaca que Family Hub ha facilitado varias tareas en su casa y le es útil para una gestión más eficiente del uso de los alimentos, ya que recibe alertas si algunos productos están cerca de su fecha de vencimiento.

El Family Hub te permitirá tener conectada a tu familia, ya que puedes compartir noticias, mensajes y momentos especiales. Así podrás ver fotos, stickers, dibujos y escribir o dibujar tus propias notas.

Leonardo Miranda explica que hay que tener en cuenta que existe un gasto de energía asociado a las veces que se abren las puertas de un refrigerador y señala que cuando se abren las puertas, el refrigerador detecta que pierde energía y su compresor- que en definitiva actúa como el corazón del refrigerador- se activa automáticamente para generar el frío.