En reemplazo del tradicional baile en la Casa Blanca, que fue cancelado por la pandemia, la Biden Inaugural Comitee realizó el especial “Celebrating America”, transmitido por CBS, ABC, NBC, PBS, CNN y MSNBC, además de múltiples plataformas a través de plataformas streaming como YouTube y Twitch.

El especial transmitido en horario estelar tuvo la presencia de destacados artistas musicales de Estados Unidos, así como también mensajes de diferentes personalidades públicas como Eva Longoria y hasta los buenos deseos para la fórmula de Joe Biden y Kamala Harris por parte de Bill Clinton, George W. Bush y Barack Obama.

Sin embargo, el programa tuvo un excelente broche de oro: La presencia de Katy Perry quien cerró con una potente interpretación de “Firework”, incluyendo un espectáculo de fuegos artificiales en Washington D.C., en las cercanías de la Casa Blanca y el memorial a Abraham Lincoln y en el mismo lugar donde el presidente entrante, un día antes de asumir, inauguró un memorial para las víctimas del COVID-19, desde donde se realizó el espacio conducido por el actor Tom Hanks.

El canto de la californiana fue aplaudido transversalmente por la crítica. USA Today escribió que “tuvo una actuación en vivo memorable vestida toda de blanco, en un posible homenaje a las sufragistas del siglo XX que trabajaron para dar a las mujeres el derecho al voto”. Por su parte The Independent aseveró que “¿Quién mejor para terminar una noche que la titán del pop Katy Perry? Vestida toda de blanco y actuando frente a la Piscina Reflectante del Monumento a Lincoln, la estrella realizó su éxito de ventas ‘Firework’ en una enorme exhibición de fuegos artificiales reales”.

Entertainment Tonight, por su parte, dijo que “Katy Perry finalizó “Celebrating America” ​​con una presentación más que especial y épica de “Firework””. La prestigiosa revista Billboard también se sumó a las aclamaciones afirmando que “Si supieras lo que depara el futuro … después de un huracán llega un arcoíris … Por supuesto, Katy Perry tuvo que cantar su éxito “Firework” mientras los fuegos artificiales estallaban en el Washington Memorial”. Elite Daily igualmente precisó que “Mientras los estadounidenses de todas partes celebraban un nuevo gobierno, la presentación de Katy Perry fue exactamente la energía que los espectadores en casa necesitaban”.

Su futuro marido, Orlando Bloom, aclamó a su adorada pareja haciendo referencia a Daisy Dove, la primera hija de la bella cantante, escribiendo en Instagram: “Algún día nuestra pequeña niña crecerá y verá a su madre desempeñar su papel en un momento histórico, que esperamos se sane y se una ❤️ Un socio orgulloso aquí con lágrimas de alegría”.