Para generar conciencia acerca de los peligros que pueden acarrear las exposiciones a las redes sociales, Instagram recientemente comunicó que actualizará sus políticas de privacidad para impedir que adultos manden mensajes privados a adolescentes que no los sigan.

Esto, con el fin de proteger a los menores de edad de conversaciones peligrosas que puedan terminar en acoso sexual o en situaciones aún más terribles.

Esta nueva política, según informa Radio Carolina, vendrá acompañada de notificaciones y alertas que adviertan de un posible peligro en la conversación cuando un adulto intente conversar por mensaje directo con un adolescente, y viceversa.

La compañía también anunció que va a trabajar con la tecnología de la Inteligencia Artificial para averiguar la edad real de niños y adolescentes, la cual también buscará detectar comportamientos sospechosos en adultos como, por ejemplo, enviar reiteradas solicitudes de amistad a menores.