La sociedad chilena está de acuerdo, los funcionarios de la salud han entregado su vida, su salud física y mental. A un año de Pandemia están agotados y debilitados, muchos de ellos trabajando horas extra, a pesar de continuar con sus responsabilidades en el hogar, la atención a sus hijos y familiares que también requieren de ellos.

Quienes prestan cuidado y ayuda, también la necesitan. La comunidad médica y funcionarios de salud están agotados y presentan síntomas como el insomnio u otros problemas del sueño, problemas del apetito, falta de concentración y cansancio físico y mental, síndromes que reflejan el alto nivel de estrés al que están sometidos.

 “Ante esta situación, nos planteamos que es fundamental el desarrollo de acciones y aportes concretos, como el que hoy ofrece Mindy, plataforma online de salud mental, con la donación de un total de mil consultas psicológicas gratis a los funcionarios que se inscriban”, comenta Matías Ibaceta, CCO de la plataforma. 

¿Qué problemas padecen nuestros funcionarios de salud?

El primer informe del estudio “The COVID-19 Health Care Workers Study” reveló que un 31,4 % de los dos mil quinientos trabajadores de la salud consultados presenta síntomas depresivos de carácter moderado a grave, casi el doble de lo detectado por otros estudios chilenos realizados antes de la pandemia (basado en el puntaje del PHQ-9). 

Evidencia académica publicada en agosto de 2020, ya revelaba que más del 30% de trabajadores de la salud encuestados presentaba síntomas depresivos y un malestar psicológico devastador.

Los síntomas reportados fueron: alteraciones del apetito (38,6%); alteraciones del sueño (32,7%); falta de energía y cansancio (37,3%); problemas para concentrarse (19,0%); pérdida del interés y anhedonia -falta de deseo sexual- (16,3%). Estas cifras son similares a las reportadas en trabajadores de la salud durante la pandemia en otros países.

El estudio analizó información provista por funcionarios de 36 centros de salud de distintas partes del país, identificó además que un 54,8% del personal que respondió la encuesta podría tener un trastorno mental común, más de tres veces a lo encontrado en estudios de poblaciones con prevalencia de trastornos mentales en Chile (basado en el puntaje del GHQ-12).

Este estudio es una iniciativa de colaboración internacional que congregó a 30 países y en Chile fue desarrollada por la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Chile, junto a la Escuela de Medicina de la Universidad Católica, la Universidad Central de Chile, la Universidad de O´Higgins y el Colegio Médico de Chile. 

Las cifras que revela muestran la realidad de estrés y sobrecarga que está enfrentando el personal de la salud y el impacto progresivo que implica sobre su salud mental, por lo que se hace urgente tomar todas las medidas para prevenir, contribuir a su bienestar.

Si eres personal de la salud, estás estresado o sufres de algún malestar psicológico, puedes acceder a este beneficio, puedes inscribirte acá:  https://www.mindy.cl/1-000-sesiones/