Compositora, cantante, gestora y una de las figuras clave del siglo XIX chileno. Estas eran solo algunas de las descripciones con las que conocíamos a quien fuera una de las fundadoras del Conservatorio Nacional de Música: Isidora Zegers. Ahora podemos agregarle otro epíteto: el de coleccionista. Esto porque la Universidad de Chile, a partir del Archivo Central Andrés Bello y el Departamento de Música de la Facultad de Artes, acaban de poner a disposición de la comunidad una web-repositorio con el archivo personal de la artista; el cual constituye una de las fuentes documentales y patrimoniales más relevantes de la historia de la música en Chile.

Todo este trabajo deviene del proyecto “Catastro, inventario, digitalización, puesta en valor y difusión del Álbum personal de Isidora Zegers” –financiado por el Fondo de la Música, línea de investigación y registro de la música nacional, convocatoria 2018- el cual fue presentado el domingo 30 de mayo, en el marco del Día del Patrimonio y de la Exposición Mujeres Públicas de la Sala Museo Gabriela Mistral.

Los encargados de la investigación son los musicólogos Fernanda Vera, del Departamento de Música de la U. de Chile, y José Manuel Izquierdo de las universidades de Chile y Católica.

Como explica Fernanda Vera, “este proyecto busca democratizar el acceso a este valioso álbum que funciona como un libro-archivo, y que en sus 324 documentos, nos permite conocer importantes personalidades del mundo de la cultura de la época, como Raymond Monvoisin, Maurice Rugendas, el presidente Manuel Bulnes, entre otros”.

Así, la web será un repositorio abierto y especializado para visibilizar la riqueza y complejidad del ejercicio de coleccionismo de Isidora Zegers, como un medio que evidencia el propio proceso de creación y construcción de la subjetividad de una mujer considerada moderna para la época.

El valor de este álbum para la historia de las mujeres

Como explican las investigadoras, el análisis de este álbum –considerado personal- permite poner en diálogo crítico la escritura y dar cuenta de cómo las mujeres tenían agencia en cuanto a escoger y conservar documentos a los cuales les otorgaban valor.

En esta línea, como señala Alejandra Araya, directora del Archivo Central Andrés Bello, Además, este álbum da cuenta también de la posición y el rol que cumplió Isidora Zegers en el naciente campo cultural chileno y cómo participó de la discusión de la cultura y las artes del período.

“Era una práctica muy común entre las mujeres del siglo XIX de los sectores más acomodados elaborar álbumes de distintas cosas, de miniaturas plantas secas, de tarjetas de visitas, incluso álbumes con mechones de cabellos de integrantes de la familia. Existe otro álbum de Isidora Zegers en la Biblioteca Nacional que contiene tarjetas de visitas y que revela su papel como aristócrata. El que tenemos en nuestro archivo tiene que ver con su trabajo en la música. Tenemos una serie de partituras muy importantes de su producción”, señaló Alejandra Araya..

Finalmente, el álbum personal de Isidora Zegers, así como los elementos que lo componen, presenta una riqueza patrimonial insoslayable, poniendo en valor y visibilizando el ejercicio intelectual y artístico de las mujeres en el espacio público chileno.