IDC lanzó un nuevo estudio sobre la transformación digital y las nuevas tendencias tecnológicas que marcarán los próximos años debido a la pandemia. “La adopción de Cloud e Inteligencia Artificial – Megatendencias tecnológicas y los nuevos modelos de negocio” es el nombre del White Paper que fue patrocinado por Huawei Technologies. Teniendo en consideración la rápida evolución que han tenido las nuevas tecnologías en las empresas durante el último tiempo,

IDC predice en su estudio que la transformación digital continuará siendo acelerada durante los próximos años y formará parte de la agenda estratégica post pandemia en las empresas latinoamericanas, y que 2021 se presenta como un año para innovar, lograr adaptabilidad y agilidad ante esta nueva normalidad. La perspectiva de IDC para América Latina es que 2021 será un año de contrastes con respecto a las inversiones en tecnología.

Por un lado, se verá un incremento de los recursos financieros y humanos dedicados a soluciones tales como: cómputo en la nube -tanto pública como privada-, servicios de Inteligencia Artificial (IA) y Machine Learning, y automatización de tareas y procesos con software de Automatización Robótica de Procesos (RPA, por sus siglas en inglés).

En base a eso, según el informe de IDC, las compañías definieron tres puntos claves para enfrentar la recuperación post pandemia y seguir una estrategia en común:

  1. Modernizar: mantener el negocio funcionando eficientemente, a un costo mucho más bajo que en el pasado.
  2. Reinventar: asegurar la continuidad del negocio, pensando en los nuevos requerimientos del mercado, para lograr un crecimiento sostenido.
  3. Transformar: crear agilidad de negocio en forma sistemática y estratégica, que permita crear nuevas oportunidades de crecimiento o fuentes de ingresos que hoy día no existen. Hace mención a la creación de nuevos negocios y fuentes de ingresos que anteriormente no existían.

Todos estos nuevos avances harán que se democratice el concepto de atención al cliente y sea mejor en todos los sectores y mercados actuales. En cuanto a la nube, actualmente se estima que los servicios de cómputo en ella representan solo el 19% del presupuesto anual de TI empresarial, mientras que se espera que para 2024 se alcance un 33%.

Se calcula que para 2023, la modalidad híbrida de la nube se volverá prioritaria para el 90% de las organizaciones latinoamericanas de más de 500 empleados, lo cual equivale a poco más de 4.000 empresas consideradas grandes corporativos que, en su conjunto, representan el 47% del consumo de soluciones empresariales de TI en la región.

Las pymes, por ejemplo, que generalmente ocupan gran cantidad de su presupuesto en dispositivos móviles, van a disminuir estas inversiones, de 39% en 2019 a 26% en 2024, e incrementarán su inversión en servicios de cómputo en la nube de 11% a 32% en el mismo período.

De acuerdo con una encuesta que IDC realizó a compañías en América Latina de más de 500 empleados en mayo de 2020, las empresas respondieron que durante los próximos 36 meses la prioridad será acelerar la digitalización para adaptarse a la nueva situación, lo cual supone la modernización de aplicaciones, especialmente el ERP; los sistemas analíticos y las plataformas de comercio electrónico.