ON*NET Fibra anunció hoy su inicio de operaciones como la mayor empresa mayorista que ofrecerá un servicio abierto y neutral de fibra ancha, que fomentará el acceso a servicios de banda ancha de alta confiabilidad y que se traducirá en más opciones de servicios de Internet para los chilenos. Este anuncio llega posterior a la decisión de la Fiscalía Nacional Económica (FNE), que en junio pasado dio luz verde a la compra por parte de la empresa de inversiones estadounidense KKR de un 60% de participación en la red de fibra óptica de Telefónica en Chile, con el fin de hacer la red abierta a terceros.

La recientemente creada ON*NET Fibra se convierte así en la primera empresa de infraestructura digital mayorista abierta a todas los actuales y futuras compañías de telecomunicaciones que operan en Chile, creando un mercado competitivo que se traducirá en nuevas alternativas de servicios de Internet para los chilenos.

“Operamos una red de fibra óptica de última generación construida con los más altos estándares técnicos de la industria que estará abierta para que otras empresas de telecomunicaciones la puedan usar ofreciendo sus propias conexiones de banda ancha y de fibra óptica a los clientes finales”, explica el CEO de ON*NET Fibra, José Miguel Torres.

El objetivo es llegar a la mayor cantidad de zonas que tengan demanda por fibra óptica. ON*NET Fibra ya proyecta un plan de crecimiento orgánico para el futuro, calculando que más del 50% de los hogares de este plan de despliegue se encontrarán fuera de las zonas urbanas de mayores ingresos del país, lo que permitirá una mayor democratización del acceso a la fibra óptica.

Se contempla una inversión de más de 100.000 millones de pesos (US$ 130 millones) en los próximos dieciocho meses, inversión que se enfocará en mejorar el servicio y ampliar la red. Este plan de inversión inicial extenderá la cobertura de fibra óptica desde los 2,4 millones de hogares actuales a cerca de 3,5 millones de hogares a finales de 2022, en línea con los objetivos país de crecer en la provisión de este tipo de servicios. Este crecimiento equivale a que ON*NET Fibra llegue con su acceso a servicios de fibra óptica al 70% de los hogares ubicados en zonas urbanas dentro del territorio nacional, consolidando su posición como la red de fibra óptica más grande del país.

Desde la nueva compañía enfatizan que, además de mantener gran parte del equipo de Telefónica que operaba esta red, “hemos sumado la experiencia, know how, y recursos financieros de KKR, que ha llevado adelante modelos abiertos y neutrales similares en otras partes del mundo”, señaló Torres.

ON*NET Fibra ya ha establecido diálogo con empresas de telecomunicaciones que podrían ser potenciales clientes del servicio, y también ha comenzado sus primeras rondas con las distintas autoridades sectoriales con el fin de alinear objetivos pensando en el despliegue de fibra óptica en el territorio nacional.

Adicional a esto, ON*NET Fibra ofrecerá conexiones punto a punto que podrán ser usadas por las empresas de telecomunicaciones para la interconexión de los futuros sitios de la red 5G de sus redes móviles y otros servicios que requieran este tipo de conexiones.

“Creemos que la creación de nuestra empresa llega en un momento crucial para la industria, ya que nuestros objetivos y nuestra misión de alguna manera garantizarán la prestación de servicios críticos en el actual y futuro escenario post-pandemia, donde la telemedicina, la educación a distancia y el teletrabajo cobran cada día más relevancia”, concluyó José Miguel Torres.

ON*NET Fibra comienza sus operaciones con una plana ejecutiva compuesta por su gerente general, José Miguel Torres; el Director de Operaciones, José Antonio Rodríguez; el Director de Ventas y Marketing, Carlos Loyola; el Director de Finanzas y RRHH, Juan Carlos Martínez; el Director de Tecnología, Rodrigo Cancino; además de contar con un equipo de más de 100 profesionales.