Papa John’s, la principal cadena de pizzas del país, anunció que a partir de 2021 neutralizará el 100% de las emisiones de carbono que genera el delivery de sus productos. De esta forma pasará a ser la primera cadena de comida rápida en liderar una iniciativa de este tipo en el país, tomando como base sus emisiones de gases de efecto invernadero del año 2020. La compensación se realizará en dos proyectos; el Parque Eólico Cuel, ubicado en la Región del Biobío compuesto por 22 aerogeneradores que suman una potencia instalada de 33 MW y produce energía suficiente para suministrar electricidad a 55 mil hogares y la conservación de la reserva de la Costera Valdiviana en la Región de los Ríos.

A través de estos proyectos, Papa John’s Chile busca contribuir al desarrollo sostenible del país, disminuyendo la dependencia energética no renovable; generando oportunidades de empleo; contribuyendo a la transferencia de tecnologías limpias y creando nuevas fuentes de ingresos directos e indirectos.

Roberto Sebeckis, gerente general de Papa John’s Chile, destacó que “estamos muy orgullosos de ser una empresa pionera dentro de la industria, en medir y compensar nuestras emisiones de carbono del Delivery, lo cual se enmarca en la primera etapa del compromiso y estrategia de cambio climático, que hemos definido a largo plazo como empresa. Nuestro siguiente foco está en identificar oportunidades de reducción en nuestro negocio; y para ello, participaremos del programa Climate Ambition Accelerator de Pacto Global de las Naciones Unidas, con el fin de establecer objetivos de reducción de emisiones basados en la ciencia y definir un camino para abordar la carbono neutralidad en línea con los compromisos de cambio climático asumidos por nuestro país.”.

Gracias a la medición de huella de carbono corporativa o inventario de Gases de Efecto Invernadero (GEI) bajo el estándar GHG Protocol y la neutralización de las emisiones generadas por el delivery, Papa John’s Chile obtuvo la certificación CarbonNeutral® Delivery, la certificación más reconocida en el mundo y la más utilizada por empresas que desean bajar o neutralizar sus emisiones de CO2 equivalente. Actualmente, son más de 300 las compañías en 33 países las que se han suscrito a este proceso de carbono neutralidad, iniciativa que permite luchar contra el cambio climático.