Cada paso que se da en favor de la tan ansiada libertad de Britney Spears puede ser tanto o más favorable. Y es que recientemente, la cantante consiguió un nuevo abogado en su representación en el juicio contra su padre por su polémica tutela.

Y es que junto al profesional, Jason Rubin, han firmado una petición para remover a Jamie Spears de su rol que ostenta desde 2008.

El nuevo abogado de la artista, Mattew Rosengart, ha solicitado que Rubin sea quien maneje los acuerdos e inversiones de Spears, junto con un poder notarial y poderes adicionales, entre los que se cuentan actividades tan esenciales para ella como actuar, realizar videos y tours mundiales, además de participar en shows televisivos, contando con la debida autorización de su tutor y la aprobación de un personal médico.

Además, E! News señaló que Jason debe tomar acciones “para mantener a la cantante segura, revocar permisos notariales dentro de los que se incluyen tomar decisiones de salud y administrar sus bienes, además también de administrar sus impuestos, cuentas y contratar personal, tales como abogados, agentes, empleados y pagar sus sueldos”.

Hace algunos días atrás, Britney señaló que no volverá a cantar hasta que su padre deje de ser su tutor, y para ello está dispuesta a hacer todo lo que está a su alcance para recuperar la libertad que se le arrebató desde el 2008.