No hay dudas que desde el día en que Britney Spears rompió el silencio en torno a la lucha judicial por el fin de la tutela de su padre, todo ha cambiado para mejor en su vida personal.

Así lo aseguran cercanos a la princesa del pop al programa de entretenimiento “Entertainment Tonight”, quienes aseveraron que “A medida que pasan los días, Britney se siente cada vez más liberada, mental, emocional y físicamente”. También mencionaron que su actual pareja, el actor Sam Asghari, es parte de este renacer.

“Britney no tiene miedo y ha llegado al punto de sentir realmente que no tiene nada que perder”, aseguran tajantemente desde su entorno.

Asímismo, destacan que esa búsqueda de paz mental incluye pasar la mayor parte de su tiempo en Hawaii, lugar que desde siempre le ha traido buenos recuerdos a Spears, partiendo porque ahí grabó uno de sus memorables shows en vivo como fue el “Live & More”. “Últimamente, Hawái se ha sentido como el lugar seguro de Britney y por eso ha ido básicamente todos los meses. Es físicamente agradable distanciarse del drama de lo que está sucediendo. Se siente libre, poderosa y recargada cuando está allí”, dice la misma fuente.