Desde hace ya varios años que saltó una noticia que emocionó al ambiente artístico norteamericano: La popular cantante Selena Gomez tuvo que ser intervenida mediante un transplante de riñón, cuya donante fue una de sus mejores amigas.

Si bien todo se recibió con bastante regocijo, de igual modo en algunos shows surgieron varias burlas en torno al complicado momento que tuvo que vivir la exchica Disney, por lo que haciendo uso de sus redes sociales, se manifestó molesta contra estos chistes de pésimo gusto en torno a su figura.

“No estoy segura de cómo escribir chistes sobre trasplantes de órganos para programas de televisión se ha convertido en algo, pero lamentablemente lo es”, manifestó la intérprete de “Baila Conmigo”.

Además finalizó emplazando a los guionistas de los mencionados espacios, donde dijo que esperaba “que en la próxima sala de escritores, cuando se presente una de estas bromas de mal gusto, se llame inmediatamente y no salga al aire. Mis fans siempre me respaldan”.

La serie a la que criticó fue “The Good Fight”, quien en uno de sus capítulos uno de sus integrantes hablaba sobre qué asuntos consideraban “fuera de lugar”, al que otro respondió “la necrofilia, el autismo y el transplante de riñón de Selena Gomez”. Cero gracia.

Mismo caso ocurrió en el reboot de “Salvado por la campana” realizado por Peacock, plataforma de streaming de NBC disponible solo en los Estados Unidos, en donde en su sexto episodio los actores intentaban acordarse cuál donó su riñón a la otrora protagonista de “Los Hechiceros de Waverly Place”, por lo que el servicio tuvo que pedir disculpas públicas.