Durante esta jornada, se realizó una nueva audiencia para que Britney Spears pudiese librarse de la tutela de su padre.

En él se exhibieron varias pruebas de las condiciones abusivas en las que actualmente vive la artista, presentadas por su abogado Mathew Rosengart. Si bien la misma no estuvo presente en la cita, sí lo hicieron sus padres. El profesional solicitó cambiar de tutor para seguir investigando a Jamie por los 13 años de explotación, pidiendo que sea retirado de su labor hoy mismo.

Entre otras cosas, se reveló que el papá estaba espiando a Britney y sus hijos en su propia casa, declarando además que desea que la tutela se acabe hoy mismo. De acuerdo a Rosengart, “estará consternada si Jamie Spears permanece un día más. Ella está diciendo la verdad”.

Finalmente, se dio a conocer la noticia que los fans de la princesa del pop esperaban: La Jueza Penny le dio la razón a Britney y ordenó la suspensión de Jamie, vigente hasta una audiencia más sobre la suspensión total de la tutela.

Con esto, se pone fin a 13 años en los que la cantante estuvo en la incertidumbre mental, sin poder tomar decisiones sobre su carrera, su vida y de ni siquiera sus finanzas. Además, llega en un momento en que se estrenaron nuevos antecedentes a través de los documentales “Controlling Britney Spears” (Hulu) y “Britney vs Spears” (Netflix).