El momento de Britney Spears no puede ser mejor: Después de la suspensión temporal de su padre a cargo de su tutela y el cariño que ha recibido de sus fans como de la gente del espectáculo norteamericano, ha vuelto a estar segura de sí misma y así lo ha demostrado en Instagram, donde ha deleitado a sus seguidores mostrándose feliz y atrevida.

Sin embargo, el paso del tiempo la hace reflexionar acerca de las miles de posibilidades que pueden pasar si se ratifica la salida de James Spears de las decisiones de sus finanzas, su carrera y su vida personal. Y es que sus aciertos y errores han sido todo un aprendizaje en el camino de la princesa del pop.

Así lo ha manifestado el pasado viernes en la mencionada red social en donde escribió: “Seré honesto y diré que he esperado tanto tiempo para liberarme de la situación en la que estoy … y ahora que está aquí tengo miedo de hacer cualquier cosa porque tengo miedo de cometer un error”.

“Durante tantos años siempre me dijeron que si tenía éxito en las cosas, podría terminar… ¡¡¡y nunca lo hizo !!! Trabajé muy duro, pero ahora que está aquí y cada vez más cerca del final, estoy muy feliz, pero hay muchas cosas que me asustan”, confesó Spears.

La diva apuntó a los periodistas y fotógrafos que todavía no aprenden la lección en torno al colapso mental que sufrió en 2007 y que provocó la crisis de público conocimiento. “Los paparazzi corren a través de los árboles 🌳 y en la carretera 🛣 cuando conduzco a casa y es espeluznante !!!! Y tengo que conducir por una escuela primaria … los niños son un gran problema … ¡¡¡¡¡pero yo también lo soy !!!!! ” escribio, y continuó afirmando que “No me gusta que intenten asustarme y saltar como lo hacen… es como si quisieran que haga algo loco 🤷🏼‍♀️ !!! Entonces, como dije, tengo miedo de hacer algo mal … así que no publicaré tanto en un mundo donde tenemos la libertad de ser libres, es una pena”.