En el verano de 1994 se realizó la primera versión del festival que nació bajo el nombre de Santiago a Mil, en alusión a trabajar “a mil por hora”. Ese año el evento tuvo como sede la recién remodelada Estación Mapocho y logró convocar a 10 mil espectadores con una programación compuesta por montajes de las compañías Teatro del Silencio, La Troppa y La Memoria.

Ahora, 29 años después, el municipio que vio nacer este evento, reafirma su compromiso con la cultura con un Convenio de Colaboración que fue firmado por las lideresas de ambas instituciones: Irací Hassler, alcaldesa de Santiago, y Carmen Romero, directora general de la Fundación Internacional Teatro a Mil, en una ceremonia realizada en el invernadero del Palacio Cousiño, que acogerá el taller laboratorio gratuito Buscando los fantasmas, parte de LABESCENICO, programa de formación artística e intercambio que se realiza en el festival.

“Santiago siempre ha estado en la historia de festival. Fue su primera sede y desde allí fuimos expandiéndonos a otras comunas de la capital, hasta llegar a más de 20 para la edición de 2022. Desde la Estación Mapocho de la comuna de Santiago comenzamos un viaje, que hoy nos tiene en todas las regiones de Chile y con lazos internacionales que nos permiten traer una muestra de lo mejor de la creación artística de todo el mundo”, dijo Carmen Romero.

La cultura es un derecho al que deben acceder todas las personas de diversas edades y nacionalidades, en nuestra comuna capital. Quiero contarles que desde este segundo semestre ya hemos tenido presentaciones como Ópera en tu plaza en sectores de la comuna que no siempre tienen el acceso a la cultura como quisiéramos, también la programación para personas mayores con radioteatro y talleres desarrollados en el marco del proyecto Al Teatro 2021”, señaló la jefa comunal. 

La inauguración de Santiago a Mil 2022, que tendrá como lema #ImaginaCreaFuturos, se realizará en la comuna de Santiago, el domingo 2 de enero con un homenaje: “100 guitarras por Roberto Parra”, encabezado por Álvaro Henríquez. Y el cierre también está presupuestado en la comuna, con la coreógrafa senegalesa Germanie Acogny, considerada la madre de la danza contemporánea africana. 

Entre los espectáculos de calle también destacan Quilapayún, con su cantata Fulgor y muerte de Joaquín Murieta; La Pichintún, marioneta gigante de calle, y Rouge!, circo aéreo francés. 

En enero tambien será el estreno de una de las grandes sorpresas del festival: la creación conjunta de Delight Lab y LASTESIS, en Santiago centro. Y desde Nueva York Nutting but a Word, de Rennie Harris, trae hip hop a la capital. 

En Santiago, habrá al menos 10 salas con programación de Santiago a Mil 2022Teatro Municipal de Santiago, sala CEINA del Instituto Nacional, GAM, Centro Cultural La Moneda, Teatro Nacional, MAC Parque Forestal, Anfiteatro Bellas Artes, Gran Circo Teatro, Teatro Universidad Mayor y Teatro del Puente. En dichas salas se combinara programación nacional con producciones internacionales, que cuentan con el apoyo de las embajadas de los países correspondientes, el Goethe Institut y el Instituto Francés.

El Festival Internacional Santiago a Mil es un proyecto presentado por Fundación Teatro a Mil y Escondida BHP, acogido a Ley de donaciones culturales, con el apoyo del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio.