La seguridad tradicional en la nube puede ser un punto de inflexión para los clientes y en ocasiones exige mucho del equipo de tecnología. Tiene demasiadas herramientas de seguridad, demasiados proveedores de seguridad y demasiada complejidad para tratar de obtener un entorno seguro en todas sus aplicaciones y tenencias. Según el Informe de amenazas de Oracle y KPMG de 2020, el 78% de las organizaciones utiliza más de 50 productos de ciberseguridad distintos para abordar problemas de seguridad. De hecho, Gartner reconoce que “para 2025, más del 99% de las brechas en la nube tendrá como causa principal una mala configuración o
error evitable por parte de los usuarios finales”.

Para muchos clientes, implementar la seguridad requiere reunir un conjunto de herramientas distintas. En comparación, OCI ofrece servicios de seguridad integrados sin costo adicional que no requieren integraciones complejas. Como parte de las innovaciones en curso para ayudar a las empresas a proteger con éxito sus datos en la nube, Oracle anuncia cuatro servicios de seguridad nuevos y mejorados que son sencillos e integrados: firewall de aplicaciones web OCI para equilibradores de carga flexibles, servicio de escaneo de vulnerabilidades de OCI, bastión de OCI y certificados de OCI.

Estos servicios complementan las innovaciones de seguridad de OCI existentes, incluidas Oracle Cloud Guard y Oracle Security Zones. En septiembre de 2020, Clay Magouyrk, vicepresidente ejecutivo de Oracle Cloud Infrastructure, reconoció que “la seguridad ha sido una consideración de diseño fundamental en Oracle Cloud durante años. Creemos que la seguridad debe ser fundamental y estar integrada, y los clientes no deben verse obligados a hacer concesiones entre la seguridad y el costo. Con la automatización de la seguridad y la experiencia incorporada de Oracle Cloud Guard y Oracle Maximum Security Zones, los clientes pueden sentirse seguros al ejecutar sus cargas de trabajo críticas para el negocio en Oracle Cloud”.

Como parte del ciclo de innovación de Oracle, la compañía cree que es importante mejorar y expandir continuamente las características fundamentales de seguridad con el objetivo de ayudar a las organizaciones a reducir el riesgo al proporcionar un conjunto creciente de características de seguridad que son simples e integradas, manteniendo la seguridad como un principio de diseño en todo el OCI. Oracle ha adoptado un enfoque de servicios de seguridad integrados, que reduce la carga para los clientes y les permite centrarse más en mejorar su negocio principal.

Los clientes no deberían verse obligados a elegir entre la seguridad y el costo al adoptar la nube. Por el contrario, la seguridad en la nube debe ser fundamental y estar integrada. Al integrar los últimos servicios de seguridad en Cloud Guard y Security Zones, Oracle proporciona un monitoreo continuo de la postura de seguridad y aplica la política de seguridad para que sea más difícil cometer errores de configuración.

Los clientes pueden probar los nuevos servicios de seguridad de Oracle Cloud Infrastructure para ver cómo pueden adoptar una seguridad sencilla e integrada en IaaS y SaaS. Muchos de los servicios de seguridad en la nube son gratuitos y están incluidos en el contrato de pago. Para probar los últimos servicios consulte la prueba gratuita de 30 días.