Después del fin de su tutela tras 13 años, Britney Spears se ha mostrado de distintas facetas en Instagram: Más alegre, más sana, más sexy pero por sobre todo, mucho más empoderada.

Y es que la princesa del pop de tanto en tanto regalonea a sus más fieles seguidores, tanto los que estuvieron desde sus inicios hasta los que se han sumado. Y es por ello que a través de dicha red social, la cantante prometió que va a contar su verdad a través de una nueva canción.

“Me acabo de dar cuenta de esto hoy, chicos… después de lo que mi familia trató de hacerme hace tres años… necesitaba ser mi propia animadora”, relató Spears para luego contar algunos de sus tantos logros como artista.

“No … ¡¡¡No voy a hacer una audición para nada !!!! ¡Me estoy recordando a mí mismo y al mundo quién soy! Sí … seré mi propia animadora 📣 … ¿¿¿¿¿¿¿Por qué ???? ¡Estoy aquí para recordarle a mi familia blanca “elegante” que no he olvidado lo que me hicieron ni lo olvidaré nunca!” advirtió.

Pero lo más importante es que la bella blonda anunció su nuevo single cantando en frente del espejo de su casa, y llegando a altísimos registros y demostrando que sí sabe interpretar muy bien, algo que abrió la puerta para que deje de usar de una buena vez el recurso del playback que por años se le ha cuestionado y empiece a usar el directo para mostrar su talento vocal que relució en su plataforma. “Voy a dejarte saber a qué me refiero”, prometió a sus fanáticos.