Huawei y la firma chilena Grupo IMELSA suscribieron una alianza estratégica, que tiene como objetivo integrar la tecnología, expertise y conocimientos de la empresa multinacional en proyectos que fomenten el desarrollo de la sustentabilidad y el uso de energías renovables en las empresas del país. El acuerdo considera el desarrollo, diseño, integración de productos para el mercado de la generación, distribución y consumo de energía.

Celina Wang, Country Manager de Huawei Digital Power Chile, señaló que “estamos muy contentos con esta alianza con Grupo IMELSA. Como empresa nos hemos enfocado en el último tiempo en la generación de energía limpia, la digitalización de la gestión de la energía, la electrificación, la infraestructura verde. Para eso hemos buscado socios estratégicos del mercado local para colaborar y acelerar nuestro propósito hacia la carbono neutralidad, que no solo es prioridad para nuestra empresa sino que está alineado con el objetivo chileno de lograr en 2050 la salida de todas las centrales energéticas que usan carbón”.

Por otro lado, desde Grupo IMELSA, su socio director Juan Antonio Guzmán, explicó que “en el último par de años hemos tomado la decisión de expandir nuestra actividad, desde ser una empresa más circunscrita al tema eléctrico, pasando al tema energía, con especial énfasis en la sustentabilidad y en la economía circular, que es hacia dónde va el mundo hoy.

Esto se lo ofrecemos a muchos clientes, por ejemplo, los cargadores de autos para alguien que pueda tener una estación, o se lo podemos ofrecer a los propios generadores en la medida que quieran tener estos servicios. El mundo va hacia lo verde, entonces uno tiene que ir cómo va el mundo, y para nosotros estas tecnologías se encuentran disponibles y en la medida que sean factibles y rentables, vamos a estar ahí. Siempre de la mano con alianzas estratégicas como la que acabamos de realizar con Huawei”.

Detalles de la cooperación Huawei Chile – Grupo IMELSA

Este convenio de cooperación se abordará a través de cinco líneas de trabajo: EV Charger (módulos de carga para vehículos eléctricos en DC), utilización de inversores para energía
solar (clave para el funcionamiento de paneles), storage (uso de energías verdes como fuente para centros de almacenamiento de energía), modelos de alimentación solar de data center, complementariedad de materiales con economía circular) y finalmente, estudiar modelos de producción de hidrógeno verde. La meta a mediano plazo es instalar –gracias a este acuerdo- 1 GigaWatt proveniente de energías renovables, equivalente a 1.000 megas.

Entre los múltiples proyectos que surjan del trabajo colaborativo entre ambas compañías podemos ejemplificar el diseño del tótem por parte de Imelsa y la integración de los EV
Charger o cargador eléctrico para autos, que sumará la tecnología Huawei y partes y piezas que provienen del reciclado y reutilización. Esos cargadores rápidos (DC) estarían a disposición del mercado en el 2022 y serán ofrecidos a todos los clientes libres de la unidad de negocio del Grupo, IMELSA ENERGÍA. Los cargadores son escalables desde 20 KW hacia arriba.

Lo que se espera lograr en potencia instalada de carga equivaldría a poder retirar mil vehículos que usan gasolina en los próximos dos años, llegando a reducir 2.800 toneladas de CO2 por año. Se trata de un importante aporte conjunto de Huawei y Grupo IMELSA, para impulsar la electromovilidad. Lo anterior se suma a la cartera de negocios actual de IMELSA ENERGÍA, la empresa de suministro del holding que aporta con contratos de suministro flexibles, con energía renovable y ahorros en el consumo.

Para Huawei es un importante hito porque se trata de los primeros EV Charger que estarán
operativos en Latinoamérica. En el área de energía solar, el objetivo es que los proyectos de desarrollo y construcción de Grupo IMELSA incluyan la tecnología de inversores en plantas solares y de storage alimentado por energía solar de la compañía china, a fin de realizar management de la data en forma integrada por medio del centro de control remoto CENCOP, filial de la empresa energética.

Otro de los grandes desafíos que esperan abordar juntos en el mediano plazo, es la colaboración en proyectos de hidrógeno verde, donde se integren modelos de negocio energético, con el know how tecnológico de la gigante asiática.

Por último, dentro de las principales propuestas, se encuentra la integración de la
tecnología de data centers de Huawei en los proyectos de suministro de energía del holding

chileno, como también complementar la estructura de estos con materialidad proveniente
del reciclaje, para ofrecer al mercado chileno centros más sustentables y conectados a
energía más barata y limpia, en un futuro que requerirá de alta sofisticación para la
confiabilidad de la operación de las redes.