Telefónica presenta su plan GPS y se marca como objetivo una generación de caja de 5.000 millones de euros en 2026

Telefónica celebra hoy en Madrid su Día del Inversor para compartir con la comunidad financiera los detalles de su visión de compañía para los próximos tres años, las claves de su plan GPS para impulsar el crecimiento, la rentabilidad y la sostenibilidad de la compañía, y unos nuevos objetivos para el periodo 2023-2026. La compañía también ha presentado hoy los resultados correspondientes al tercer trimestre de 2023, periodo en el que obtuvo un beneficio neto de 502 millones de euros.

“Estamos en los albores de la era digital. En Telefónica, hemos llegado hasta aquí siendo fieles a nuestros valores y cumpliendo nuestros principales objetivos. La operadora se ha reinventado por completo porque la conectividad es la base de todo lo relacionado con lo digital. En Telefónica tenemos una nueva visión y ambición renovada para liderar el futuro, porque no somos sólo una compañía de telecomunicaciones, somos algo más grande y aun mejor. Ahora somos un supercomputador”, afirma el presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete. Y añade: “En este nuevo mundo digital, el sector necesita urgentemente una completa desregulación. La mejor forma de garantizar la autonomía estratégica de Europa y del sector de las telecomunicaciones es un marco regulatorio adaptado a las necesidades de los nuevos tiempos. Nuestro plan GPS es la más valiosa herramienta de crecimiento y estabilidad de la compañía para encarar con éxito su centenario y seguir dando el mejor servicio”.

La compañía pone en marcha su nueva hoja de ruta tras completar con éxito su anterior plan de acción, presentado en 2019, y llega a este punto cumpliendo todos los objetivos financieros establecidos para 2023 y con todas sus unidades estratégicas fortalecidas.

Liderazgo en despliegue de infraestructuras

La transformación de las redes y sistemas de la compañía está facilitando la aceleración de los despliegues de infraestructura fija y móvil, fundamentalmente fibra y tecnología 5G, y el apagado de la red de cobre en España, previsto para 2024.

En términos de banda ancha ultrarrápida, Telefónica mantuvo su liderazgo global con un total de 171,2 millones de UUII pasadas, de las que un total de 70,3 millones se corresponden con FTTH, un 13% más en términos interanuales. A 30 de septiembre, la cobertura 5G alcanzaba el 87% de la población en España, el 92% en Alemania, el 42% en Brasil y el 49% en Reino Unido.

La base de clientes de Telefónica creció un 0,3%, hasta 384,8 millones de accesos, con incrementos en los segmentos de alto valor añadido del 14%, en el caso de los accesos FTTH, y del 3% en contrato móvil.

Telefónica se pone por delante en materia de ESG

En cuanto a los indicadores de sostenibilidad de la compañía, Telefónica actualizó su Plan de Acción Climática, adelantándose a diversos requerimientos regulatorios y en línea con las recomendaciones del TCFD (‘Task Force on Climate-related Financial Disclosures’), incluyendo detalles más precisos acerca de los riesgos y oportunidades derivados del clima, entre otros.

A lo largo del trimestre, Telefónica también avanzó en el respeto y promoción de los derechos de las personas, convirtiéndose en una de las primeras compañías de telecomunicaciones en publicar una evaluación del impacto de las distintas iniciativas en los derechos humanos y el medio ambiente en vista de los nuevos requisitos de debida diligencia. Telefónica publicó su primera evaluación global en 2013.

En lo que respecta a cuestiones de gobernanza, la compañía lanzó al mercado en el tercer trimestre un híbrido verde por importe de 750 millones de euros. Avanzó así en su política de financiación, de acuerdo con el Marco de Financiación Sostenible de la compañía, actualizado el pasado mes de julio, y que busca cumplir con las mejores prácticas del mercado y con las expectativas de la comunidad inversora.

Exit mobile version