Con respecto a las ollas a presión, en la mayoría de los casos, no hay términos medio: o eres muy fan y la usas para un sinfín de preparaciones o no te atreves a ni siquiera a mirarlas por miedo a que, por ejemplo, exploten…