No hay nada como leer un buen libro, ya sea al final de un largo y pesado día, durante tu descanso a la hora del almuerzo, en tu traslado a casa o incluso, cuando estamos de vacaciones. No importa si es una novela de misterio,…