El circuito radial estadounidense premió a las canciones que superaron el billón de “spins” en sus estaciones.