Si bien reconoce que muchos pensaron que su regreso sería una balada, algo para provocar una nueva dirección y hacer que los creadores de tendencias se unan, Jesy no pierde el tiempo en sutilezas.