Dentro de la explosión de artistas mexicanos que surgió durante los 90s estaba Lynda Thomas, quien comenzó a destacarse a finales de esa década con éxitos como “Gira que gira”, “Blue Jeans”, “Dile”, “Un grito en el corazón”, “Maldita timidez” y “No quiero verte”, entre otros.