Este primer capítulo trata sobre idiófonos percutidos y entrechocados, cuya simpleza muchas veces los hace pasar desapercibidos.