Fruto de la compra de KKR de un porcentaje mayoritario de la red de fibra óptica de Telefónica en Chile, surge una nueva empresa independiente que aumentará el acceso a servicios de banda ancha de alta confiabilidad en el país.