Se trata de un apasionante y poderoso «update» de la despedida de 1997, agregando una entrevista al director Alfredo Lois que no estaba subida y extras como un documental filmado en México, Venezuela, Chile y Argentina.