El piloto de conectividad ha permitido que la escuela rural de Sotomó obtenga una conexión de Internet fija de capacidad similar a la que experimentan los hogares urbanos.