El largometraje dirigido por Tatiana Gaviola relata la historia del llamado “Caso Quemados” uno de los hechos más aciagos y conmovedores de la historia reciente de nuestro país.